sábado, febrero 07, 2009

El proteccionismo: ¿Solución a la crisis?

Las búsqueda de alternativa para solucionar la crisis económica ha puesto a los economistas a pensar en todo: inducir la demanda, vía grandes inversiones del gobierno; intervenir el mercado, abandonando el denominado neo liberalismo; la ultima reseta es el proteccionismo. De lo que se trata a fin de cuentas es de generar mas demanda en el mercado para por esta vía aumentar la actividad económica y restablecer el crecimiento de PBI en cada país.

El proteccionismo es una política económica que busca, entre otras cosas, encarecer los productos importados por la vía de aranceles o impuestos a la importación de los mismos, para hacer mas competitivos los producidos localmente. En la foto se ven productos norteamericanos promovidos con la bandera.



En España, durante el mes de enero el Ministro de Industria, Turismo y Comercio, pidió a los españoles la compra de productos nacionales en sustitución de artículos importados para salvar empleo en España y contrarrestar el impacto del descenso del consumo en el Producto Interior Bruto (PIB):

"Es necesario que los ciudadanos introduzcan el factor España en sus hábitos de consumo. Si cada español sustituye en su cesta de consumo 150 euros al año de
productos importados por productos españoles, nos evitaríamos la destrucción de 120.000 empleos"

En EEUU, recientemente el Congreso demócrata ha introducido la cláusula "Buy American" (Compre estadounidense) como parte del paquete de ayuda de 900 mil millones de dolares para reactivar la economía estadounidense, se pretende con esta disposición que el "acero y los materiales que se compren con este dinero (incluyendo manufactura)" sean producidos en los Estados Unidos.

El presidente francés N Sarkozy, también se ha pronunciado en algunos momentos en favor de mayor proteccionismo para el pueblo europeo, en los hechos ha subsidiado a las empresas automivisticas francesas para proteger el empleo en su pais.

En Londres, hace poco tiempo, los trabajadores en las calles exigían "su derecho a trabajar", indicando que los trabajo de Inglaterra fueran para los ingleses, no para los extranjeros.

Estas posiciones nos indican que en la mente de los planificadores económicos "modernos" existe la idea de volver al pasado, de mirar hacia atrás, ante el desorden que han creado en el mundo.

Recordando un poco la historia, en Latinoamerica la CEPAL (Comisión Económica para América Latina), en los años 70, del siglo pasado, propugnaba por un modelo de sustitución de importaciones como vía para lograr el desarrollo. De pronto la formula de la Cepal cobra vida y parece aplicable al momento actual. !Quien lo diría!

El único problema para introducir el proteccionismo es que todos los acuerdos de comercio actuales incluyen cláusulas en su contra. En la Unión Europea, en el caso español, no se puede hablar de proteccionismo, ni en el francés tampoco, el acuerdo con la UE lo prohíbe; en América, el ALCA, el DR-CAFTA, el NAFTA y otros acuerdos lo prohíben expresamente; en el mundo la OMC (Organización Mundial de Comercio), lo impide. De modo que en el marco actual, no podrá hablarse de proteccionismo sin violar los acuerdos de comercios concertados entre las naciones.

Pero, imagínese por un momento que los EEUU protege su producción y le coloca aranceles a los productos importados, inmediatamente lo mismo haría la UE, Canadá, México, Japón, etc., entonces se armaría una guerra de mercados que reduciría el comercio global, lo que en nada ayuda el crecimiento de la economía. Los mercados locales no son suficientes para absorber el volumen de la oferta de ningún país, esto es lo que le da razón de ser al comercio mundial, la autarquia económica no existe.

De modo que el proteccionismo es una vieja "solución", que conducirá a la guerra de mercados. De hecho la UE y Canadá ya se han pronunciado en contra, el propio Barack Obama manifestó su oposición diciendo que la actitud del congreso es “proteccionista” y “fuente potencial de una guerra comercial”.

El proteccionismo económico, aplicado por mucho tiempo, traería subsidios a las economías, reducción de la competencia global e in eficiencias, todo ello en contra del crecimiento económico que se busca para salir de la crisis. De hecho, fue el proteccionismo uno de los errores de La Gran Depresión.

Probablemente el proteccionismo no es la solución a la crisis en el marco actual, solo lo justificaria focalizado y por poco tiempo, no obstante, para ello habria que cambiar el andamiaje de los acuerdos jurídicos comerciales actuales.

1 comentario:

Gracias por su comentario. Es de gran ayuda siempre. Por favor seas respetuoso.