sábado, enero 17, 2009

Obama siguiendo la ruta de Lincoln: entre expectativas desbordadas y la realidad


Según dice El Nuevo Diario, reproduciendo un cable de EFE y otras agencias que le ha dado la vuelta al mundo, “El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, recorrerá mañana en tren, y bajo fuertes medidas de seguridad, parte de la ruta sobre la cual en 1861 Abraham Lincoln llevó a Washington un mensaje de renovación política para el país”.

Para mí es un gran simbolismo político, el del presidente Obama, tratar de emular la figura histórica de Abraham Lincoln, demuestra con ello una gran apertura mental puesto que reconoce con ello al primer presidente republicano de la historia, proviniendo él del lado demócrata. Es una actitud reiterada puesto que ha dispuesto mantener en su administración algunas figuras del actual gobierno republicano de Bush.

El presidente Lincoln tiene en su haber histórico que elimino la esclavitud y ayudo la instauración de los derechos civiles, por lo que es el gran emancipador; preservo la Unión e inicio la reconstrucción de las heridas de la guerra civil, sirvió como militar, fue un gran abogado y como Obama inicio su carrera política en Illinois, su eslogan principal fue "el gobierno de la gente, por la gente, y para la gente."


Emular a Lincoln es un gesto de grandeza de Obama, pero la comparación contribuye a desbordar las ya grandes expectativas que ha creado en la opinión pública y en sus simpatizantes, expectativas que no estoy seguro de que pueda concretizar en el marco de la situación de crisis que ha heredado, por lo que a la postre podría ser un gran error. Su equipo de a tomado este camino por lo que solo nos resta esperar.


Para señalar un solo caso, por ejemplo, se dice que Obama será el gran “emancipador de los afroamericanos”, pero no se que mas pueda hacer por este sector cuando él es presidente de los EEUU y es uno de ellos, esto demuestra que no es solo un problema de libertad la situación de los afroamericanos en su país, como podría parecer a simple vista. Quizás pretenda ayudar a los ilegales hispanos, sería una gran cosa, pero es el congreso de su partido quien ha detenido le ley de regularización, de modo que no es fácil la tarea del Sr. Obama. De la situación económica de la nación ni voy a hablar, todo sabemos la crisis que padece.

Reitero, no me simpatisan las expectativas desbordadas, podría ser un grave error, la realidad esta complicada y sobre todo, mientras más alto es el símil histórico, mayores son los retos que contrae el gobernante con su nación.

No obstante Obama ha hecho un llamado al pueblo norteamericano en el inicio de su recorrido desde Filadelfia hasta Washington al comenzar su investidura diciendo:

"Lo que se requiere es la misma perseverancia e idealismo que demostraron nuestros padres fundadores. Lo que se requiere es una nueva declaración de independencia, no sólo de nuestra nación, sino de nuestras propias vidas. Independencia de ideología, de pensamiento, de prejuicios y de fanatismos ruines"


Seguir la ruta de Lincoln es pues, un reconocimiento a la grandeza del realizador más grande del estado norteamericano, después de los padres fundadores, ojala que por este camino pueda el Sr. Obama llegar a hacer "el gobierno de la gente, por la gente, y para la gente" que este no pudo realizar por el magnicidio de un fanático, en 1865. No solo su nación, sino el mundo lo necesitan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario. Es de gran ayuda siempre. Por favor seas respetuoso.