miércoles, diciembre 06, 2006

El futuro de la izquierda latinoamericana en el marco actual

La izquierda latinoamericana esta de júbilo por el respaldo que cada dia les ofrece el electorado en la región lo que ha permitido llegar facilmente a gobernar unos diez paises en relativo poco tiempo. En cada caso se ha prometido reivindicar a los pobres de la miseria histórica que les golpea. Cuba, Venezuela, Brasil, Uruguay, Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, República Dominicana y ahora Nicaragua, son el motivo práctico del entusiasmo señalado.

Pareciera que de pronto las teorías de Marx y Lenin están siendo reivindicadas por nuevos y victoriosos discípulos y la frase histórica de Marx: “comunistas del mundo uníos”, se está haciendo realidad en Latinoamérica, con los nuevos esquemas de integración “bolivarianos” propuesto por unos, como alternativa a la integración capitalistas propuestas por otros.

Pareciera que de pronto hemos despertados en una Latinoamérica con diez países que marcan su rumbo histórico, en donde se intenta hacer que la democracia sea real y participativa, donde se respetan las instituciones y existe un marco jurídico con reglas claras, con una verdadera justicia social y donde los partidos políticos tienen ideas claras de su rol y sus líderes no son más que una expresión ejecutiva del propio partido.

Pareciera que de pronto la izquierda ha estudiado los errores que determinaron la caída del bloque socialista y los fracasos del populismo en Latinoamérica y sobre la base de este análisis ha emergido con fuerza para nunca más desaparecer del escenario político regional.

Me gustaría ver las cosas con el optimismo de muchas personas, incluso intelectuales, que entienden que todo lo anterior es precisamente lo que está ocurriendo en la región y que por fin saldremos de unos gobiernos que no han hecho más que perpetuar la pobreza en el seno de la población sobre la base de un discurso cargado de liberalismo y una bonanza que nunca llega. Pero cuando me detengo a analizar las prácticas políticas de los gobiernos en cada uno de estos países, en donde ha triunfado la izquierda, me encuentro con lo siguiente:

Primero, es el resultado de políticos populistas que han logrado el poder gracias el desencanto de la población ante las prácticas corruptas de los partidos politicos tradicionales. Esto podria ser peligroso pues los líderes populistas son circunstanciales y cuando las circunstancias cambian muchas veces terminan ofreciendo lo que no pueden ni tienen y esto los hace caer en la demagogia y el descredito, con todo lo que esto significa. Cuando se quieren reelegir hacen hasta lo que nunca soñaron para mantenerses en el poder.

Segundo, en ningún caso ha sido la obra de un partido de izquierda organizado y con amplia base social, sino que como consecuencia de lo anterior, han llegado al poder gracias a coyunturas de alianzas entre sectores sociales muchas veces disímiles y hasta antagónicos. Hay que estar claro de que sin base social amplia no hay garantía de permanencia en el tiempo. Los hombres terminan sustituyendo a los partidos.

Tercero, en algunos casos, las reformas que promueven no son más que la repartición, sin objetivos claros y de largo plazo, de los recursos naturales, por desgracia no renovables, a los sectores considerados pobres. Entonces, mientras tengan recursos habrá pan, pero sin políticas claras no garantiza que habrá riqueza permanente. En el caso venezolano, Hugo Chávez termina de ser reelecto con un amplio margen de aceptación y no creo que exista nadie en el mundo que pueda regatearle su triunfo en las urnas, pero su base de apoyo esta dada fundamentalmente por un precio del petróleo alto. Mientras el petróleo este a mas de 55 dólares el barril, habrá Chávez para mucho rato. Lo cuestionable es que no se esté pensando en que Venezuela, sobre la base del petróleo, debe generar las inversiones en el tiempo que le permitan desarrollarse definitivamente como país y esto no se logra sin que el gobierno de la nación no cree las condiciones necesarias en términos de libre mercado, de marco jurídico confiable y con la participación del sector privado, porque los gobiernos no lo pueden todo como muchas veces se piensa. Los tiempo de gobiernos fuetes y mercados débiles son cosas del pasado. Estamos en la era de la globalización del pensamiento, del capital y las comunicaciones, por lo que los regímenes de izquierda deben buscar la manera de constituirse en alternativas duraderas en esta época histórica, no pensando en discursos y posiciones políticas que se corresponden con la década de los “60. Por demás, piense lo siguiente: si el Sr. Rosales, como candidato opositor desconocido, en apenas tres meses, logró casi el 40% de los votos del pueblo, si se mantiene como líder de la oposición con un discurso coherente, en las próximas elecciones gana, porque los problemas estructurales de Venezuela están ahí, nadie los ha resuelto.

Cuarto, las reformas legales iniciadas por estos gobernantes en muchos aspectos son socialmente excluyentes y por ende mas tarde, esas mismas reformas, serán retrancas al progreso. Ninguna revolución puede permanecer si no se toman en cuenta los diversos sectores sociales y económicos que componen una nación. Por eso entiendo que Lenin no está muy presente en el pensamiento de los líderes de izquierda.

En los países en donde ha habido más éxito, como es el caso de Brasil y Chile, son países en donde los líderes han respetado las normas legales e institucionales existentes. El presidente Lula y la Bachelet lo que han hecho es buscar el pan de los pobres en la actividad económica de los ricos, no detener la actividad económica de los ricos para darle solución al problema de los pobres. Estos pueden durar más tiempo siendo opciones de poder, pero el primero, Lula, debe resolver los problemas de corrupción de sus gentes de lo contrario la corrupción se lo lleva a él también.

Humildemente entiendo que en el plano de la integración económica internacional, la izquierda lo que debe buscar es integrarse en términos de igualdad a los esquemas económicos existentes, como el Alca que promueven los EEUU y buscar la forma de hacerlos más humanos, que no solo sean acuerdos para el libre movimiento de capitales, pero con una visión clara de futuro para sus respectivos países; no promover una alternativa bolivariana excluyente, que nunca se asemejara a lo que concibió Bolívar en el siglo XIX, ni eran estos los propósitos. ¿Que es lo que la izquierda hasta ahora se ha planteado?:No negociación con los EEUU, que para colmo están en la misma región, pero sí se puede negociar con Francia, Alemania o Rusia. ¿Cuál es la diferencia entre estos países y los EEUU? Los chinos nos están diciendo como es que se logra el desarrollo, en nombre del socialismo pactan con la Union Europea, con EEUU, con Corea del Norte, con Rusia, con la India, con todo el mundo, siempre en función de los intereses de China y están construyendo su nación, en 20 años tendrán una economía tan grande como la que mas y al mismo tiempo son interlocutores ante los países capitalista del régimen de Corea del Norte, por ejemplo.

En resumen, los líderes de la izquierda gobernante latinoamericana deben revisar la historia, para no repetirla, deben adecuarse a los nuevos tiempos, hablar de competencia de mercado, de institucionalidad, de participación social, integración, de combatir la corrupción al tiempo que promueven la redistribución de la riquezas para terminar con la pobreza, para no terminar siendo víctima de las circunstancias y de las veleidades de un electorado que hoy te apoya, pero mañana te rechaza.

Si la izquierda no se revisa, asi como se ha teñido el mapa regional de ideas y gobiernos de izquierda, asi mismo desaparecera. Lamentablemente.

1 comentario:

  1. Opinión
    DÓLARES DE GEORGE W. BUSH PARA LA IZQUIERDA EN PARAGUAY
    LUIS AGÜERO WAGNER
    (http://vocerobolivariano.blogspot.com/2007/08/paraguay-george-w-bush-financia-la.html)
    -
    "Si un sacerdote viene hacia nosotros para realizar una labor política conjunta y cumple con probidad el trabajo de partido, sin combatir el programa de éste, podemos admitirlo en nuestras filas, ya que una organización política no puede examinar a sus militantes para saber si no existe contradicción entre sus conceptos y el Programa partidario "
    ( Lenin, en "Actitud el partido obrero hacia la religión").
    -
    El peculiar izquierdismo regado por dólares de la embajada norteamericana, que se ha hecho sentir en la encarnizada lucha por el destaque periodístico y el ascenso político que hoy envuelve a toda la sociedad paraguaya, con el nombre de "Bloque Social y Popular", ha emitido en estos días uno de los más disparatados comunicados en la historia política de este país, instando a la oposición a "retirarse del proceso electoral" si resultase impugnado el obispo católico Fernando Lugo, pre-candidato opositor a la presidencia de Paraguay.

    Antes de analizar el grado de "ingenuidad" implícita en el hecho de pretender confiar en que nadie de entre la inconsecuente y codiciosa oposición paraguaya se ofrecerá como voluntario para hacer de oposición rentada, legitimando a la ANR (partido gobernante hace más de 60 años) en las elecciones del 2008 a cambio de acceder al olimpo del consumo suntuario que marca a la privilegiada clase política del subdesarrollo, conviene acotar al margen que algunos de los más importantes referentes de dicho bloque surgieron en la izquierdista "Casa de la Juventud" de Paraguay.

    En el 2004 la susodicha "Casa de la Juventud" recibió 127.000 dólares de la Inter American Foundation (IAF), por dos años, supuestamente para "proporcionar apoyo institucional, educativo y técnico a organizaciones para jóvenes. La donación de la IAF teóricamente apoyaría la participación de los jóvenes en audiencias públicas, fortalecería sus destrezas para la búsqueda del consenso y financiaría el diseño de campañas públicas de información y otorgamiento de pequeñas donaciones a jóvenes paraguayos de aproximadamente 10 localidades. "La Casa" supuestamente beneficiaría a cerca de 4.200 jóvenes de vecindarios de bajos ingresos.

    ________________________________________

    La lucha social franquea los muros de la política

    Sin embargo, súbitamente, los beneficiarios principales de la "ayuda" de IAF -Rocío Casco y Karina Rodríguez.- en lugar de atender esos asuntos, se zambulleron en el proselitismo municipal y realizaron una ruidosa campaña con costosos afiches y onerosos avisos publicitarios en la Televisión local, logrando hacerse de un curul en la Junta Municipal de Asunción, luego de las elecciones de Noviembre de 2006.

    Para conocer mejor el origen del dinero invertido en la promoción política de estos grandes enemigos del imperialismo, viene al caso aclarar que la Fundación Interamericana (IAF-The Inter-American Foundation) esuna agencia de cooperación internacional del Gobierno de los Estados Unidos, fundada en 1969, apoya proyectos de desarrollo creativos, sustentables y participativos propuestos por grupos de iniciativas de ciudadanos en América Latina y el Caribe. La Fundación Interamericana está gobernada por un Consejo Directivo integrado por nueve miembros designados por el Presidente de EEUU (hoy el vilipendiado George W. Bush) y ratificados por el Senado de los EEUU (hasta hace poco controlado por halcones republicanos partidarios de las leyes antiterroristas, las masacres de Irak y Afganistán, los bloqueos a Cuba, etc.).
    El mismo origen tienen, dicho sea de paso, los dólares que bancaron a los bien remunerados disidentes que "lucharon contra Stroessner" en los últimos meses de dicho gobierno, luego de haber permanecido por más de tres décadas en posición de la más abyecta sumisión a "mi general".

    Dirigentes del mismo grupo "izquierdista, revolucionario y anti-imperialista" como Camilo Soares y Richard Ferreira, habían asistido por su parte a la Segunda Asamblea del Movimiento Mundial por la Democracia, organizada por la "filantrópica" entidad norteamericana National Endowment for Democracy (enemiga declarada de los gobiernos izquierdistas-revolucionarios del sub continente y financista de la propaganda imperialista) , y realizada en la ciudad de São Paulo, Brasil, en noviembre del año 2000.
    -
    Exhortos de contramano con la tradición local

    La facilidad con que aceptan dólares procedentes de Washington estos grandes revolucionarios de nuestra izquierda lunática, que constantemente se llenan la boca condenando al imperialismo y al capitalismo salvaje mientras vivan a las revoluciones cubana y bolivariana, no constituyen precisamente una prédica que aliente con mucha fuerza la actitud de dignidad y consecuencia opositora que reclaman a los demás actores políticos en caso de impugnación.
    De cualquier manera, ya que sólo ellos son la insignia de la pureza e inocencia política, le recomiendo que para conocer más a fondo la tradición del ambiente en que están insertos visiten el archivo del terror y consulten el libro P34, donde consta que el 19 de enero de 1977 el mismo Pastor Coronel fue investido por los liberales como árbitro de las disputas dentro de la "oposición", fallando a favor del grupo de Fulvio Celauro y Serviliano Alonso Peralta en perjuicio del prócer de la democracia Domingo Laíno, lo cual llevó a éste último a descubrir la dictadura de Stroessner casi un cuarto de siglo después que esta se hubiera iniciado.
    El servilismo a los intereses colorados que encarnaban en Stroessner por parte de los "opositores" liberales llegaba más lejos, ya que el 13 de Octubre de 1978 el Escribano Emilio Vallejos Chenú y Tadeo Centurión Sostoa informaban al Jefe de Investigaciones que al día siguiente (el 14) los "usurpadores" del nombre y símbolos partidarios liberales (los dirigentes del naciente PLRA) organizaban un "baile de carácter político", por lo cual solicitaban la intervención de las fuerzas represivas para desbaratarlo.
    En conclusión, pedir a nuestra oposición que renuncie al zoquete para presionar al gobierno a que no impugne a Fernando Lugo, es tan ingenuo como pedir a nuestros izquierdistas revolucionarios que renuncien a financiar campañas proselitistas con dólares procedentes de Washington.
    -
    USAID y la revolución marxista

    Una pista que quizá ayude a comprender el enigmático comportamiento de la oposición paraguaya, tal vez pueda encontrarse en el famoso libro sobre el caso Watergate ("Todos los hombres del presidente") del periodista del Washington Post , Carl Bernstein. En aquella narración testimonial el famoso informante Garganta Profunda aconsejaba al investigador, ante cualquier interrogante en su investigación periodística sobre el escándalo que envolvía a la administración Nixon; "seguirle la pista al dinero"(Follow the Money). Este sabio consejo que no ha perdido vigencia podría ayudarnos a atar cabos que quedaron sueltos en la pasada década, cuando el presidente paraguayo Juan Carlos Wasmosy destruyó la banca nacional paraguaya con el repaldo de la embajada norteamericana y el FMI, dejando un tendal de entidades financieras quebradas y ahorristas estafados.

    Gran parte de aquel dinero volatilizado en medio de una tormenta social y política hoy reaparece en las campañas políticas, luego de haber esperado prudentemente una década en la semipenumbra. Es que no se puede exigir mucha formalidad en un ambiente dominado por representantes políticos de la mafia, menos aún cuando muchos impolutos "luguistas" de la izquierda revolucionaria y anti-imperialista que militan en movimientos marxistas-leninistas, acceden al curul en la Junta municipal con dólares de la Inter-american Foundation controlada por George W. Bush y sus halcones republicanos, o se invierten en promoción política de nuestra izquierda radical del "Bloque Social y Popular", los verdes billetes pellizcados a la USAID por los financistas del Movimiento Popular Tekojoja (Raúl Monte Domecq y Guillermina Kanonikoff) "para la publicación de material didáctico de comisiones vecinales".

    Para tratar de entender el grado de incoherencia implícito en utilizar dólares de la USAID para financiar al luguismo, debemos recordar que el origen de dicha nube de querubines se remonta al Plan Marshall para la reconstrucción de Europa, al término de la Segunda Guerra Mundial y al Programa Punto Cuarto de la Administración Truman. En 1961, el Presidente John F. Kennedy transformó el Proyecto de Ley de Asistencia Exterior en ley y a través de un decreto creó USAID. (November 3, 1961, President John F. Kennedy established the U.S. Agency for International Development, USAID).
    Hoy día el director para América Latina y el Caribe de USAID es Adolfo Franco, nacido en Cuba, en la ciudad de Cárdenas. Adolfo Franco pertenece al clan de asesores miamienses que orienta las políticas del Gobierno Bush acerca de Cuba. Bien integrado a la clase más adinerada de su nueva patria, ha estudiado en Iowa y ha trabajado en Missouri antes de "casarse" con la congresista cubano-americana Ileana Ros-Lehtinen. Extremista de derecha de la escuela de Otto Reich y Roger Noriega, Franco confesó ante un subcomité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes que su agencia regaló 20 millones de dólares a sus amistades mafiosas de Miami en menos de tres años. La mayor parte de este dinero fue destinada a las distintas organizaciones miamienses que se dedican a la 'fabricación' de 'disidentes' "generosamente remunerados", cuando no están promoviendo magnicidios, atentados terroristas en hoteles de La Habana o instalando explosivos en vuelos de Cubana de Aviación.-

    Apoyo mediático de la Ultraderecha
    -
    En lo que respecta al apoyo mediático recibido por candidatos siempre "al frente de las encuestas" pero en cuyos actos políticos no vuela una mosca, vale recordar que destacan entre los principales propagandistas gente como Aldo Zucolillo, quien logró congraciarse en 1987 con el agente de la CIA y presidente de la Freedom House Leonard Sussman, recibiendo una generosa lluvia de dólares de la National Endowment for Democracy para cambiar su oficio de alabardero de los dictadores Jorge Rafael Videla , Alfredo Stroessner y mecenas del encargado del centro de detención y torturas de la dictadura paraguaya (Antonio Campos Alum), por el de "luchador por la democracia".
    -
    Revolución sui generis

    Ya en 1909 Lenin se ocupó del problema que plantearía Fernando Lugo en Paraguay 98 años después, cuando en el número 45 de "Proletari" afirmó que se podía aceptar a un religioso en el partido comunista, dado lo desaconsejable de una guerra política contra la religión (como la que emprendiera Bismarck hacia 1870 contra el Partido Católico Alemán con persecuciones policíacas). También preparó una coartada en caso de impugnación -recordando el prólogo de Engels al folleto de Marx sobre la guerra civil en Francia-, donde aunque aquel reconocía la relación antagónica entre la religión y el partido obrero, declaraba que la religión era un asunto privado con respecto al estado.
    La inclusión de los dólares imperialistas y de la embajada norteamericana como vanguardia en la praxis del movimiento revolucionario, sin embargo, es una innovación en la que los "luguistas" y la izquierda paraguaya se llevan todas las palmas.

    ________________________________________

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario. Es de gran ayuda siempre. Por favor seas respetuoso.