domingo, noviembre 18, 2007

Huracan Sidr, dejaria hasta 10,000 muertos

El balance del ciclón Sidr que azotó el jueves el sur de Bangladesh podría ser de entre 5.000 y 10.000 muertos, según una estimación de este domingo de la Media Luna Roja que eleva considerablemente las cifras previas.

"El número de víctimas mortales es, por el momento, de 3.000 muertos confirmados", dijo Abdur Rab, jefe de la Media Luna Roja en Bangladesh, la mayor organización humanitaria del país.

Sin embargo, "pueden pasar de 5.000, pero permanecerán por debajo de los 10.000", añadió.

La cifra iba en aumento a medida que los equipos de rescate lograban acceder a las zonas litorales afectadas en el sur del país, donde la mayoría de los pueblos han sido arrasados.

Supervivientes desesperados declararon a la AFP que esperaban con certeza la muerte si no recibían rápidamente agua y alimentos.

"No hay agua, ni alimentos. No podemos quedarnos en esta aldea. Las cadáveres flotan en los ríos y cubren los arrozales", añadió Abdul Zabbar, un profesor, que denunció que "no ha llegado ningún socorrista hasta aquí".

Sidr, que formó una impresionante masa nubosa de 500 km de diámetro, golpeó con vientos de hasta 240 km/h el sur de Bangladesh, cerca del Estado indio de Bengala occidental, que no se vio afectado.

Sidr es el peor ciclón de los últimos años en un país que ya conoció en 1970 un huracán que dejó medio millón de muertos, y otro ciclón en 1991, que mató a 138.000 personas.

Se teme igualmente que los heridos se cuenten por millares.

La Media Luna Roja calcula que "900.000 familias necesitan ayuda", lo que equivale a siete millones de personas, según Shafiquzzaman Rabbani.

La Unión Europea, y de forma individual Alemania, Suiza y España han enviado unos tres millones de euros. Estados Unidos también propuso su asistencia.

Sin embargo, "millones de personas no tienen dónde cobijarse, y menos del 1% de la población ha recibido auxilio", evaluó Hariprasad Pal, administrador del distrito de Jhalokati, uno de los más afectados junto a Barguna, a un centenar de kilómetros al sur de Dacca.

"No he visto nunca una catástrofe de estas dimensiones en 20 años de carrera. Cada aldea, una detrás de otra, ha sido arrasada", explicó Pal, quien no dudó en calificar a Sidr de "gran

tragedia".

Algunos de los supervivientes lo calificaron de ciclón "del Juicio Final".

Sidr provocó además un desastre ecológico en el mayor manglar del mundo, los Sunderbans, inscrito en el patrimonio mundial de la Humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario. Es de gran ayuda siempre. Por favor seas respetuoso.