miércoles, noviembre 28, 2007

Presa por llamarle Mahoma a un peluche

Gillian Gibbons, una profesora británica de 54 años que imparte clase en un colegio privado de la capital de Sudán, Jartum, permanece arrestada desde el pasado domingo por permitir que sus alumnos que bautizasen como Mahoma a un oso de peluche dentro de una actividad escolar sobre los animales y sus hábitats.

Algo tan aparentemente inocente podría tener sus consecuencias por la prohibición islámica de hacer representaciones del profeta. La maestra puede ser acusada de blasfemia contra Mahoma, lo que podría suponer, según señala la BBC, una condena de seis meses de cárcel, cuarenta latigazos o una multa.

De su parte tiene a los alumnos. Al menos, a uno de ellos: un niño de siete años que se llama como el profeta y que según el corresponsal de la BBC en Sudán habría sido quien habría elegido el nombre del polémico peluche.

¿Que le parece? ¿Hasta donde puede llegar la intolerancia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario. Es de gran ayuda siempre. Por favor seas respetuoso.